El gusano y la mariposa

Yo tuve una empresa hace años, que llegó a ser bastante grande, una de las más grandes de su sector en Galicia. En el 2.011 quebró, con las consecuencias personales, emocionales y económicas terribles que eso me conllevó. Superarlo personal y emocionalmente me ha costado mucho, si es que puedo decir que lo he superado. Económicamente no, desde luego. En este proceso me ha ayudado mucho el Coaching, la PNL y la inteligencia emocional, y por supuesto he aprendido mucho. Por eso asocio este proceso con la metáfora del gusano y la mariposa ya que ahora me considero mejor profesional, mejor preparado.

 Es muy común usar la metáfora del gusano y la mariposa cuando hablamos de desarrollo personal.  Podríamos decir que está un poco manida, pero no por ello creo que deje de ser útil. De hecho el otro día estuve en una conferencia de Carlos Gonzalez, el autor de “21 maestros” y la usó.

Dijo muchas cosas interesantes, por ejemplo que ninguna fase era mejor que la otra, que las tres tienen su belleza. Y creo que es así,  cuando somos gusanos (aunque suene mal) y vamos a entender por gusano cualquier fase previa de nuestra vida, podemos ser felices y podemos disfrutar de la vida y aprender, y progresar. Pero además es que podemos hacer cosas que en fases posteriores no podremos hacer. Meternos dentro de la tierra, disfrutar su calor, o su frescor. Pensemos las ventajas de ser niño, o de ser adolescente, o las de tener 30 años…

Lo que dijo me sugirió una nueva perspectiva, la del capullo. En la metáfora podemos identificar el capullo con la metamorfosis, crisis. Y yo personalmente muchas veces lo he identificado con sufrimiento. No tiene porque ser así, ni todo el mundo verlo o sentirlo así. El caso es que muchas veces esa fase es un tiempo de cambio, de incertidumbre, de lucha, contigo o contra otros, de sufrimiento.

Y ahí es a donde quiero llegar, cuando estamos en esa situación, no sabemos a dónde vamos a parar, qué nos depara el futuro, qué nos va a pasar. Seguramente el capullo no sabe que se va a convertir en una preciosa mariposa que va poder volar, libre. La nueva idea que me surgió es que en ese momento de zozobra, si tenemos esas chispas de inspiración, si tenemos la confianza en que es para algo, que esa crisis, esos problemas nos va a llevar a algo mejor, a ser personas más sabias, más ricas, posiblemente con esa confianza encontraremos calma, encontraremos la paciencia y la fuerza necesaria para llevar ese proceso de una manera mejor, más tranquilos. Sufriendo menos.

Y aquí quería llegar con mi historia personal, en este proceso que he sufrido, y lo escribo así porque así lo he sentido. Tal vez saber, confiar, que de todo este proceso iba a salir bien, me iba a convertir en mejor persona, en un profesional mejor preparado, posiblemente lo hubiese pasado menos mal de lo que lo he pasado. Posiblemente la ACEPTACIÓN, ayude mucho.

 Ya os contaré si me ayuda en esta parte, final espero, del proceso.

Pd: Por cierto, ¿Os habéis fijado que mariposa, es una palabra preciosa en muchos idiomas? Volvoretas, Batterfly, Papillon…

 

significado-de-soñar-con-gusanos

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s