Corona virus. La hora de los recursos humanos

Es la hora de los recursos humanos; es ahora cuando se la juega, es ahora cuando los departamentos de personas pueden mostrar su verdadero valor.

 

No importan las decisiones que se tomen, no importa el QUÉ, importa el CÓMO. Podemos decidir hacer un ERTE, podemos despedir a gente, podemos mandar a la gente a hacer teletrabajo o no mandarla. La cuestión es cómo lo hacemos, cómo lo comunicamos, cómo lo gestionamos y cómo ayudamos a las personas a asumir todos estos cambios, a gestionar el cambio, a gestionar la incertidumbre. Cómo ayudamos a la gente a superar la crisis, que no es más que otro cambio, pero en este caso, tremendo, con mucha más incertidumbre y con mucho más miedo, más inseguridad.

 

Si hacemos esto bien, la confianza de nuestros empleados en nosotros será mayor y por tanto la empresa saldrá reforzada de esta crisis y mejor preparada para afrontar los retos que vienen inmediatamente después.

Es un momento clave para la experiencia de empleado, cómo abordemos esto marcará un antes y un después en la visión que tienen nuestros empleados de nosotros como líderes, cómo es percibida la empresa, sus directivos y el departamento de RRHH.

 

 

Toma de decisiones

Por supuesto que el QUÉ importa, y las decisiones no son fáciles, ya que en estos momentos de crisis debemos tener muchas cosas en cuenta. Por ello, es bueno tomar las decisiones entre varias personas con diferentes perfiles.

Para quienes conocen el modelo DISC Insight o Brigde (Para quién no lo conozca, os dejo un link.) y sin meternos mucho en ello, disculpad la simplificación y caricaturización, hay personas que priorizan los retos, los objetivos, la acción (generalmente los CEO), otras que se basan más en la reflexión, en los datos y procedimientos (Ej Los financieros), otras se enfocan en el equipo, en la empatía, las emociones (EJ RRHH ) y otras en la creatividad (EJ Comercial) . Si queremos tomar decisiones mejores, (el QUÉ) debemos tener en consideración las aportaciones de personas con los 4 perfiles, con el objetivo de que sean más y mejor pensadas, más equilibradas y teniendo en cuenta más perspectivas. Esto, además, nos ayudará a definir mejor el CÓMO.

 

Por otro lado, es importante analizar cómo llevar a cabo comunicar e implementar las decisiones tomadas. Para ello es importante recordar lo que sabemos de nuestro cerebro social. Dos miedos muy importantes que tiene nuestro cerebro son el descontrol y el rechazo. Teniendo esto en cuenta, hay dos líneas de actuación que debemos adoptar: una encaminada a dar a nuestro equipo sensación de control y otra encaminada a desarrollar un sentimiento de pertenencia, en el equipo y en la empresa.

 

En el primer caso, todo lo que podamos hacer para informar sobre las decisiones, planes, actuaciones, protocolos que estemos poniendo en marcha va a ayudar a dar esta sensación de control. Hay jefes que, en esta situación, por falta de confianza, de seguridad en lo que hacer, o porque las decisiones tomadas no son muy agradables, huyen de dar explicaciones, de informar. Y en estos casos es justo lo contrario lo que nuestra gente necesita. Informar, informar, informar… y comunicar, comunicar, comunicar…. Y comunicar significa contar lo que vamos a hacer, pero también escuchar. Escuchar mucho. Escuchar qué piensa nuestro equipo, y también cómo se sienten, cómo les afecta la situación, las medidas, la incertidumbre, el confinamiento. Sentirse escuchado les va a tranquilizar y ello nos lleva a la segunda recomendación, que es desarrollar un sentido de pertenencia. Escuchar ayuda a conseguir que las personas sientan que forman parte de un equipo, de una tribu.

Esto lo podemos hacer de dos maneras: cuidando a nuestra gente, y haciéndoles partícipes de las decisiones.

Cuidar de nuestros colaboradores implica tomar medidas de todo tipo, tanto a nivel de salud (física y mental), como a nivel económico. En este sentido, cualquier cambio, y en una crisis como esta aún más, afecta a nuestra supervivencia en estos dos niveles. Por ello, actuaciones encaminadas a cuidar estas dos facetas van a potenciar el sentimiento de pertenencia. Ejemplos que he visto que van en esta línea pueden ser tan “sencillos” como: mandar un cuadro del museo del Prado al equipo para que se evadan un poco y se entretengan en su confinamiento, mandar tablas con ejercicios deportivos, hacer videoconferencias solo para tener una reunión informal, escucharse y distenderse, realizar Cursos online, internos (enseñándonos cosas unos a otros) o externos etc.

 

Por otro lado, participando en las decisiones. Cada uno, al nivel que pueda o que se decida, pero siempre, y pertenezca al nivel “jerárquico” que sea, debería tener algún espacio para participar en las decisiones. Puede ser que, al ir descendiendo en el nivel jerárquico no se pueda participar en el QUÉ, pero siempre podemos participar en alguna medida en el CÓMO. Por ejemplo, en el caso de las personas que vayan a teletrabajar, sean todas o una parte de la plantilla, se las puede hacer partícipes de cómo llevar a cabo un teletrabajo más productivo, cómo organizarlo, cuál es la mejor manera de apoyarse para hacerlo más llevadero, o incluso en la decisión de quién se va y quién se queda. Hay infinitas medidas que podemos dejar a la decisión/ participación del equipo. Y esto le va a ayudar a sentirse parte. Y como efecto colateral positivo, a entender mejor la medida y llevarla a cabo con más energía y convicción.

 

Siempre es importante que nuestro equipo se sienta cuidado, que sienta que importa, que se sienta partícipe. Hoy más que nunca.

Así que cuidalos, infórmalos, comunícate con ellos con frecuencia, escúchalos, y toma decisiones de forma conjunta.

Y súper importante, cuídate, cuida de tu estado físico y emocional. Ahora más que nunca te van a estar observando, ahora más que nunca importa tu ejemplo.

 

Como decía al principio, que todo esto se lleve a cabo es función de los responsables de los departamentos de personas. Pueden ayudar mucho a las personas que dirigen a otras personas a hacerlo bien, es su función, es su reto y será su gran satisfacción conseguir un equipo, empresa, organización más satisfecha, más unida, más fuerte. En definitiva, mejor.

 

Animaos a compartir qué acciones estáis llevando a cabo para ayudar a vuestros equipos a tener mayor sensación de control y de pertenencia.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s